23 Nov

¿Quién vive ahí? Hablamos con el primer dueño de un hogar Vita Simplex

jg460_06-2

No sería justo decir que Vita Simplex nació en este apartado rinconcito de Cortelazor, pero sí que aquí dió sus primeros pasos. Sin duda se trata del proyecto más singular que hemos elaborado hasta el momento. La elección del solar, fue seguramente la más importante, las limitaciones económicas permitían tan sólo una pequeña actuación y por su tamaño y ubicación éste resultó ser el emplazamiento idóneo.

Carlos M. Gómez es catedrático en la Universidad de Sevilla, y buscaba un lugar apartado en el que descansar y continuar sus investigaciones por cauces más sosegados. Siendo así no es de extrañar que delegara en nosotros todo el trabajo duro. En realidad es a eso a lo que nos dedicamos, a hacer la vida un poco más sencilla. Fue un encargo que abordamos con enorme entusiasmo y entrega. Pero no nos corresponde a nosotros valorarlo, el resultado queda a tu juicio.

Lo importante hoy es expresar que para nosotros un trabajo no concluye con la entrega de llaves. En cierto modo, nos vemos como cómplices de una historia que no empieza ni acaba en un contrato profesional. Así, nos gusta hacer un seguimiento de la evolución de la casa, observar la aptitud de las soluciones propuestas, comprobar el funcionamiento de todos los elementos, palpar la satisfacción de sus moradores… Por este motivo, pasados unos meses nos entrevistamos con Carlos para hablar largo y tendido de su experiencia.

VS. Como tantos otros llegaste a la Sierra atraído por sus encantos, cuéntanos cómo empezó tu idilio.

CMG. Llegué en verdad hace bastante tiempo y me sorprendió encontrar una zona en Andalucía tan verde, tan salvaje y al mismo tiempo tan agradable. No solamente me atrajo la naturaleza, también sus pueblos pintorescos y bien conservados, así como la gastronomía… todo un conjunto de cosas que me hicieron sentir muy a gusto.

«no esperaba encontrar una zona en Andalucía tan verde, tan salvaje y al mismo tiempo tan agradable»

jg460_05

VS. ¿Y qué te trajo concretamente a Cortelazor?

CMG. Cortelazor fue algo más por azar, estaba buscando una parcela para construir una casa y la más interesante fue la que encontramos aquí. Pero realmente en toda la Sierra hay pueblos espléndidos, como Linares, Castaño del Robledo, Alájar, la propia Aracena… En Cortelazor estoy muy contento, pero también podría haber sido cualquier otro pueblo, todos son encantadores.

«Me resultaba agradable pensar que podría disfrutar de la naturaleza y al mismo tiempo estar en una zona urbana, con todas las ventajas que ello conlleva»

 VS. Aquí construiste tu casa, a simple vista se antojaba un solar complicado. Sin embargo te decidiste por este emplazamiento ¿por qué?

CMG. Bueno, porque era una zona bastante aislada, no es muy transitada a pesar de estar dentro del pueblo, pero lo que me llevó a decidirme fueron sus vistas tan bonitas hacia la Sierra. Me resultaba agradable pensar que podría disfrutar de la naturaleza y al mismo tiempo estar en una zona urbana, con todas las ventajas que ello conlleva en cuanto a seguridad o la acometida de agua, luz y saneamiento.

jg460_38-1

VS. Es una casa de 3 plantas pero sigue siendo pequeña ¿qué ventajas le encuentras a su tamaño?

CMG. Para una persona como yo, bastante ocupada por razones de trabajo y familiares, que solo puede venir algunos días sueltos entre semana o en vacaciones cortas, el hecho de que sea una propiedad muy pequeña me resulta sumamente cómodo. Tan sólo tengo llegar, conectar la luz, el agua y empezar a disfrutar, sin tener que ocuparme de arreglar cosas. No me preocupa que no tenga jardín,  porque campo ya tengo todo el que hay, no tiene por que ser de mi propiedad.

VS. Entiendo que también te resultó favorable desde el punto de vista económico.

CMG. Claro, y no solo por la construcción, también por el mantenimiento. A medida que se suman metros el mantenimiento también se incrementa en precio. Entonces, es obvio que un espacio pequeño pero suficiente resulta una gran ventaja.

«el arquitecto con el que contraté se encargó de todos los trámites, tanto urbanísticos como legales, de encontrar a la empresa constructora y de vigilar todos los aspectos de la construcción»

VS. Háblanos un poco de la construcción de la casa ¿tuviste que implicarte mucho?

CMG. No, afortunadamente el arquitecto con el que contraté se encargó de todos los trámites, tanto urbanísticos como legales, de encontrar a la empresa constructora y de vigilar todos los aspectos de la construcción. Fue un proceso llave en mano en el que yo únicamente tuve que liberar las cantidades oportunas hasta el día de la entrega, en el que empecé a disfrutar de mi casa.

VS. ¿Qué aspectos resaltarías de la labor del arquitecto?

CMG. Pues, sobre todo resaltaría su competencia y contemporaneidad. Personalmente, y creo que como todos, cuando me enfrento a una construcción pienso que sé lo que quiero, pero realmente no es así. El arquitecto te presenta una serie de opciones que a la postre se revelan más prácticas y más estéticas que las que originalmente pensaba. Con su consejo probamos con elementos más modernos, más diáfanos, más funcionales. Además resolvieron muchos problemas desde el punto de vista de limpieza y de mantenimiento que me facilitan mucho la estancia. Yo vengo aquí a disfrutar, no a estar trabajando en la casa.

jg460_37

VS. Hace ya algunos meses que disfrutas de la casa ¿qué te está pareciendo hasta el momento?

CMG. Está siendo una experiencia muy grata y enriquecedora, porque puedo ir al campo al tiempo que disfruto de un pequeño rincón rústico en el que hacer barbacoas con amigos. El pueblo me está resultando muy agradable, con gente muy simpática. Disfruto un poco de todo: el campo, la casa, las vistas, las amistades, la familia… es decir, aspecto más entrañables desde el punto de vista personal y otros más expansivos, en el sentido de que la casa me ha permitido conocer gente nueva, leer o escuchar música, actividades que me resultan muy agradables. Y últimamente, como la casa está más montada, venir de Sevilla no es más que decir “oye, que nos vamos”. Nos montamos en el coche y en 1h10min estamos aquí. No tenemos que preparar nada más que la decisión de venir a disfrutar.

«venir de Sevilla no es más que decir “oye, que nos vamos” […] No tenemos que preparar nada más que la decisión de venir a disfrutar»

jg460_34b

VS. ¿Qué mensaje trasladarías a las personas que están en la misma situación que tenías antes de comprar la casa?

CMG. Que no se dejen llevar por el mismo error en el que estuve a punto de caer. Es decir, en la idea de pensar que una casa muy grande es lo que uno desea. Una pareja, con un hijo o dos,  con una pequeña casa de 60 o 70 m2 tiene más que suficiente. Incluso para invitar a amigos, nosotros aplicamos soluciones de mobiliario que nos permiten compartir la casa con otra pareja con hijos. Al final solo le encuentro ventajas, es mucho más cómodo y económico que una casa grande.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *