04 Ene

Alma Natura, empresa social con denominación de origen

Todo aquel que se instale en la Sierra de Aracena con ganas de hacer algo nuevo no tardará mucho en poner en su radar a Alma Natura. Conce, Isra y Juanjo son sus artífices, tres jóvenes innovadores que hace mucho decidieron dar un giro social a su empresa. Tienen su sede en Arroyomolinos de León, que alternan con incontables desplazamientos a lo largo del año. No sólo han sido pioneros en la introducción de metodologías innovadoras al ámbito de la Sierra de Aracena, sino que son conocidos como la primera empresa en obtener la calificación B corp en España. Un reconocimiento que debe mucho a sus campañas de alfabetización digital o su decidido apoyo a la inclusión laboral.

Nos conocimos en 2015 con motivo del que fue primer coworking rural realizado en Andalucía. Una semana tan intensa en contenidos que aún hoy seguimos volviendo al programa allí esbozado. Hablamos hoy con Juanjo sobre aquel encuentro, pero también de ruralidad, nuevas tecnologías y cómo pueden ayudarnos a mejorar nuestro entorno.

VS. Hace ya algún tiempo que nos conocimos, en aquella maravillosa experiencia en Fuenteheridos, donde se celebró el primer coworking rural de Andalucía ¿Cómo lo ves ahora, desde la perspectiva que da el tiempo?

JJ. Lo veo con nostalgia y atrevimiento. Nostalgia por no haber podido encarar (por falta de tiempo) nuevas propuestas en la línea de trabajar con emprendedores rurales bajo el concepto de coworking rural y atrevimiento al pensar que fuimos los primeros en Andalucía en crear una experiencia de este tipo.

Sin lugar a dudas hacen falta más iniciativas para jóvenes emprendedores rurales (base fundamental en las acciones de fijación de población rural), y no me refiero a espacios físicos de coworking, si no a la filosofía de trabajo compartido donde todos nos alimentemos de todos, gracias a la inspiración de modelos innovadores.

Es importante que las administraciones públicas de zonas rurales descubran otra forma de empoderar a sus vecinos, los resultados no cambiarán si seguimos haciendo lo mismo. Os dejo este enlace para descubrir más información sobre el coworking rural celebrado en Fuenteheridos (Huelva).

VS. Uno de los temas centrales de aquellas reuniones, o al menos así lo entendimos, fue el sorprendente maridaje entre vida rural e innovación ¿Cuáles son para Alma Natura las claves para un rural con proyección hoy?

JJ. La clave está en el sustento sostenible del territorio, es decir, de nada sirven los proyectos de gran envergadura que acaban desapareciendo en unos cuantos años. Aunque parezca absurdo, observo como las iniciativas de reactivación se centran en el corto plazo sin afinar hacia una proyección de futuro donde nuestros jóvenes formados puedan proyectar sus vidas creando red.

También la necesidad de proyectos tractores que inspiren y emocionen a los pre-emprendedores con potencial en las comarcas rurales. Esto es básico. Si no existen referencias las estadísticas realmente bajan debido a la falta de referentes zonales.

“Los espacios de silencio del mundo rural son verdaderas fuentes de innovación. El silencio nos permite la concentración en un propósito y esto no siempre es posible en el mundo urbano”

Por supuesto, un internet de calidad y las vías de comunicación son clave para la proyección rural. También la educación, sin la cual la fijación es imposible debido a la obligatoriedad de los padres de escolarizar a sus hijos.

Por tanto considero que precisamos de modelos productivos sostenibles, proyectos de referencia que inspiren a otros, vías de comunicación eficientes, un internet de calidad y referencias educativas estables. Los pequeños Ayuntamientos también juegan un papel fundamental gracias a su papel continuista cuando fallan determinados programas o subvenciones.

VS. Más concretamente, ¿crees que la situación está ya madura para la formación de una masa crítica de innovadores afincados en este territorio?

JJ. El principal obstáculo pienso que está en la falta de valores. El excesivo amor por el dinero y la falta de compromiso real con una causa común. No, no creo que nuestra zona tenga la madurez suficiente para la creación de una masa crítica de innovadores rurales. Aunque sí considero que estamos en el camino correcto y que llegaremos lejos si entendemos la importancia de muchos de los proyetos que se desarrollan en nuestra Sierra.

Por desgracia el refrán “Nadie es profeta en su tierra” se cumple aquí con bastante frecuencia y esto no nos ayuda a creer más en nosotros mismos. Pero como indicaba, el territorio realmente está atrayendo importantes proyectos de pequeñas dimensiones con una clara visión transformadora. Tal vez ahora hace falta darle visión a éstos, unirnos y creer que una Sierra sostenible e innovadora es posible.

Nos llegan muchas personas de otras partes de Europa atraídas por nuestro entorno, mientras algunos de los que vivimos aquí lo infravaloramos y nos quejamos a diario por la falta de recursos ¿Qué está fallado? ¿Cuál es el problema que nos impide ver nuestro potencial? Considero que la formación es una importante clave para la apertura mental hacia otro tipo de negocios.

VS. Lleváis mucho tiempo desarrollando una estrategia rural-rural, conectando y compartiendo experiencias con grupos por todo el territorio nacional ¿Puedes hablarnos de vuestras últimas colaboraciones

JJ. Actualmente colaboramos con el Foro Boal 3000 de Asturias, una Asociación vecinal que trabaja para el desarrollo sostenible del Concejo de Boal, estamos construyendo conjuntamente una estrategia para la fijación de población rural del Concejo. También con la Asociación Bizirik Gaude del Pirineo Navarro, que trabaja desde hace años por un presente rural vivo. Se trata de colaboraciones motivadas por nuestro compromiso por la reactivación rural.

Además, actualmente contamos con dos grandes proyectos que son para nosotros clave en la fijación de población rural. Uno de ellos denominado GIRAmujeres el cual apoya a mujeres emprendedoras rurales con un claro compromiso por su empoderamiento personal y profesional. El otro trabaja las necesiades de autosuficiencia que la tecnología aporta a las personas mayores en sus quehaceres diarios, éste denominado RuralTIC. Junto al anterior, ambos llegan a más de 6000 personas al año en diferentes comarcas rurales de toda España.

VS. Estos últimos años hemos asistido a una callada pero constante revolución en lo rural. Motivada, entendemos, que por la escasez de oportunidades en otros ámbitos ¿Crees que este incipiente movimiento cambiará con la recuperación de las ciudades?

>JJ. Lo que es una realidad es que la vida en el pueblo debe estar ligada a la forma de vida de la persona y además contar con ciertos vínculos en los territorios, si no acaba siendo una moda donde el neorural acaba volviendo a la ciudad con trabajo o sin él a los pocos años.

Por tanto, la recuperación de las ciudades que mencionas es evidente que restará oportunidades de desarrollo a los pueblos, aunque no creo que sea ésta la premisa para conseguir modelos económicos estables en el mundo rural. Es decir, debemos explorar la visión rural desde un punto de vista donde los valores humanos y la calidad de vida primen frente a nóminas mensuales desorbitadas propias de grandes urbes.

En resumen, no creo que los movimientos de los últimos años a lo rural sean sostenibles, más bien una moda causada por lo orgánico, la importancia de la salud, etc. Pero ¿qué pasará cuando deje de ser cool hacer tu propio jersey?

“Debemos apostar por modelos perennes de liderazgo compartido donde lo rural sea una oportunidad real de desarrollo vital y personal”

VS. Creemos no nos equivocamos al pensar que la reconexión con el medio físico y humano es la fuerza inspiradora detrás de lo que hacemos, cada uno en su ámbito. Más allá del paisaje, lo rural es una actitud, más valiosa si cabe en tiempos de cambio ¿Hasta qué punto crees que la voz del campo podrá influir en el rumbo que tome el siglo?

JJ. En este sentido soy optimista porque creo que no nos queda otra como especie humana, necesitamos recursos naturales óptimos para poder vivir y no bosques artificiales. Necesitamos re-conectar con lo auténtico y no coaching barato.

Otra cuestión será si los habitantes de lo rural seremos capaces de proyectar la importancia de nuestra actitud. Si somos capaces de cambiar el paradigma y no reñir a nuestros hijos porque después de la carrera instalaron una empresa en el pueblo que les vio nacer.

VS. Íbamos a animaros a seguir con el buen trabajo, pero como sabemos que el ánimo no os falta sólo nos queda felicitaros y agradeceros vuestra labor.

Muchas gracias a vosotros por el hueco que habéis hecho para Alma Natura en este blog y mucha gracias por la confianza mostrada en la Sierra para venir a emprender. Os deseamos un feliz año lleno de oportunidades y buena energía ¡Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *